Durante la comida, es frecuente que pequeños restos de alimentos queden incrustados entre nuestros dientes. El cepillado dental no es suficiente para eliminar la placa, debido a que el mismo no es capaz de penetrar lo suficiente en los espacios que se encuentran entre diente y diente. Esos fragmentos atrapados, al no ser eliminados adecuadamente, pueden ocasionar placa bacteriana, derivando por tanto en caries.

Resulta trascendental el uso del hilo dental para poder limpiar esas zonas que prevengan las enfermedades de encías, aparición de caries o aparición de sarro.

Te explicamos porqué es importante que lo hagas y te aconsejamos cómo hacerlo:

Cómo utilizar el hilo dental

Para realizar una adecuada higiene dental, se recomienda hacerlo al menos una vez al día y antes de ir a dormir. El uso del mismo es fácil, pero requiere que empleemos las dos manos. Por eso, os vamos a dejar algunos consejos básicos:

  • Cortar 40-50 centímetros de seda dental.
  • Enrollar los extremos del hilo a los dedos índice de cada mano.
  • Tensar el hilo dental con los pulgares e índice.
  • Introducir el hilo entre los dientes uno a uno para remover placa bacteriana y restos de alimentos.
  • Reemplazar el hilo dental al ir avanzando entre cada diente.
  • Enjuaga la boca para eliminar los restos de alimentos y placa bacteriana con agua.

El hilo dental no debe causar dolor, aunque si alguna que otra molestia al principio, que se irán perdiendo al cabo de una semana. Seguidamente, vamos a conocer sus beneficios.

¿Cuáles son sus beneficios?

1. Dientes blancos

La placa bacteriana provoca un color amarillento. El cepillado junto con el hilo dental son clave para que tus dientes estén más blancos.

2. Disminuye el riesgo de enfermedades

Gracias al uso del mismo diariamente, se reduce el riesgo de enfermedades de caries y encías.

3. Aliento fresco

El hilo dental es clave para eliminar cualquier residuo que haya quedado entre los dientes, ya que la placa y alimentos atrapados entre ellos, son muy dificultosos eliminarlos con el cepillo. En caso de no poder haber sido suprimidos, ocasionan mal aliento en la boca.

4. Reduce la presión

La comida atrapada entre los dientes o la acumulación de placa genera que las encías se hinchen, ocasionando sangrado y alguna que otra molestia. El hilo dental ayuda a reducir esa presión en las encías, y así evita que sigan sangrando.

Otra característica importante, es el tipo de seda con que se fabrica. Vamos a conocer cuáles son.

Tipos de seda dental

Podemos distinguir tres:

  • Hilo dental, puede tener cera o ser sin cera. Es el que se utiliza normalmente y el más habitual. Tiene una superficie redondeada y se utiliza en personas con espacios interdentales normales, no demasiado grandes.
  • Seda dental, indicada para personas con espacios interdentales normales.
  • Super- floss, especifica para las personas con aparatos de ortodoncia o puentes fijos.

Si con este artículo aún no tienes claro cómo puedes utilizar de una manera correcta el hilo dental, ponte en contacto con nosotros y te resolveremos todas las dudas.

PIDE TU CITA

Pide tu cita Pop Up

WhatsAppTeléfonoFinanciaciónEmail