Las férulas bucales de retención permiten que los dientes permanezcan en su lugar y no vuelvan al lugar donde se encontraban antes del tratamiento de ortodoncia. Hay que tener presente, que al retirar el aparato (brackets o alineadores), toca sustentar y consolidar el efecto obtenido. Es por esta razón, que una vez acabado la ortodoncia con dicho aparato, resulta esencial el uso de los retenedores bucales. Todos ellos son hechos a medida, para conseguir una dentadura correctamente alineada.

¿Quieres conocer las ventajas del uso de las férulas bucales? Los avances en odolontogía han permitido a este tratamiento tener múltiples beneficios, de cara a tener una correcta ubicación de todas las piezas dentales.

En función de la dentadura de cada paciente, se necesitarán unos retenedores bucales u otros. La importancia de los mismos los vamos a explicar más abajo.

Las férulas bucales son muy importante a la hora de terminar el tratamiento de Ortodoncia, para evitar ningún movimiento de dientes y volver a empezar de nuevo.

Cómo utilizar los retenedores dentales

El uso de los retenedores es algo muy frecuente, veamos cuáles son:

  • Mantenimiento de los dientes alineados: una vez retirados los aparatos de ortodoncia, es fundamental usar el retenedor, ya que una vez que tu cuerpo se desarrolla, tus dientes se van moviendo ligeramente.
  • Cierran el espacio entre los dientes: en general, suelen usarlos los niños varios años, sin la necesidad de utilizar los brackets.
  • Ayuda con un problema médico: en este caso, destacamos, el empuje de la lengua, ya que los retenedores, se trazan con unas barras de metal, para consolidar a la misma dentro de la boca cuando hablas.
  • Problemas con la mordida: este proceso ocurre, cuando los dientes no se tocan de la manera adecuada al cerrar la mandíbula. Dichas férulas, ayudan a que la boca no cierre del todo, y esto repercute por ende, en no chirriar los dientes durante la noche.

No hay que olvidar, que dichos retenedores deben estar correctamente conservadas y limpias, así que, debes saber cómo cuidarlas.

El cuidado de los retenedores o férulas bucales

Las férulas, tienen que ser limpiadas diariamente, ya que las mismas residen en tu boca junto a una gran cantidad de bacterias y restos de alimentos. Los métodos más corrientes de limpiarlas, eliminado los gérmenes, son el uso de enjuagues bucales, dejándolo en remojo, y los limpiadores de dentaduras postizas.

No hay que olvidar, que el plástico del retenedor, tiene facilidad para deteriorarse, por lo que resulta trascendental, no dejarlo en agua caliente.

¿Necesitas más información sobre la importancia de los retenedores? mira este articulo y sabrás todo sobre ello.

¡Llámanos y mejora tu sonrisa! Nosotros te ayudamos a cuidarla.

PIDE TU CITA

Pide tu cita Pop Up

WhatsAppTeléfonoFinanciaciónEmail