Menu

Información de contacto

Av. de la Constitución, 36, Granada , 18012
958 28 44 55hola@finedent.esAbiertos de Lun a Vier. Mañana y Tardes

Los efectos del vaping o cigarrillo electrónico en nuestra salud bucal

Categories: Salud bucodental

Los cigarrillos electrónicos son una moda que se ha convertido en un hábito para muchos jóvenes. Estos dispositivos surgieron para ofrecer a los consumidores de tabaco una alternativa “más saludable”. La solución al final es la de cambiar un vicio por otro, en vez de fumar, vapear.

El mecanismo del vaping consiste en calentar el líquido que contiene el dispositivo y convertirlo en vapor, que es lo que realmente aspira el consumidor o vapeador. Estos vapores no solo están formados por vapor de agua, sino que al aspirar también inhalan compuestos químicos producidos por el calentamiento de la glicerina, la nicotina, el propilenglicol de los aromatizantes, así como otras sustancias perjudiciales para la salud, adictivas y cancerígenas.

Si bien es cierto que estos productos parecen ser menos perjudiciales que el tabaco ya que no se inhala alquitrán ni monóxido de carbono, no implica que su consumo no se encuentre exento de riesgos. Y cada vez es mayor el número de estudios científicos, expertos en salud y organismos como la OMS, que muestran que los e-cigarrillos son perjudiciales provocando diversos efectos negativos en nuestra salud e higiene bucal.

Posibles problemas y enfermedades derivadas del consumo de cigarrillos electrónicos

Infecciones orales

Los fluidos que componen estos aparatos y que se encuentran en los líquidos calentados y presurizados de los cartuchos pasan a los fumadores quedándose adheridos en la mucosa o tejido de la boca, siendo ésta la principal causa de infecciones microbianas. El vapor provoca que muchas células que se encuentran en esta mucosa oral se mueran evitando así protegernos de los distintos microorganismos que habitan en nuestra cavidad oral. Además, las membranas de la mucosa oral se irritan y favorecen la aparición de lesiones, úlceras de la mucosa, problemas en las encías y dientes.

Sequedad bucal

Los vaping también contienen nicotina, aunque en menor cantidad que el tabaco. La nicotina afecta a la producción salival y puede irritar las mucosas de la boca, las vías respiratorias y el aparato digestivo, provocando la sequedad bucal.

Halitosis o mal aliento

Como hemos explicado antes, la nicotina provoca sequedad bucal y la falta de saliva impide que se eliminen correctamente las bacterias de la boca, provocando la aparición del mal aliento. Además, la nicotina y otras sustancias que incluyen los cigarrillos electrónicos pueden adherirse a la mucosa de la boca, la lengua y los dientes, dando lugar al mal aliento propio de los fumadores.

Enfermedades periodontales

El vapor que emiten estos cigarrillos electrónicos ocasiona daños en el tejido gingival y otras células de la cavidad oral, incrementando así la posibilidad de sufrir patologías o enfermedades bucodentales. Suele afectar principalmente a las encías, ocasionando gingivitis o periodontitis, ya que los e-cigarrillos favorecen el aumento de la inflamación periodontal así como una menor capacidad de reparación de los tejidos.

Cáncer oral

Se desconoce realmente el impacto nocivo de estos cigarrillos a largo plazo. Las bocas de los fumadores o vapeadores habituales están llenas de microorganismos, de bacterias capaces de causar todo tipo de enfermedades, desde las más leves hasta cáncer, por la exposición de los tejidos bucales y de nuestro sistema respiratorio a diversos compuestos químicos dañinos para la salud.

Es una evidencia que el tabaco en cualquier formato, mientras contenga nicotina, compuestos químicos e incluso aromatizantes, es dañino para nuestra salud en mayor o menor medida. Desde nuestra clínica Finedent, nuestro mejor consejo para las personas fumadoras, ya sea de cigarrillos electrónicos o tradicionales, es que intentéis dejar estos hábitos lo antes posible. El beneficio no es otro que el proteger tu salud bucal y disfrutar de una sonrisa sana y espléndida.