Menu

Información de contacto

Av. de la Constitución, 36, Granada , 18012
958 28 44 55hola@finedent.esLun-Vie : 9:30 – 14:00 / 16:30 – 21:00

La diabetes puede afectar nuestra salud bucal

Categories: Salud bucodental

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa en la sangre, también conocido como azúcar en sangre, están muy altos, debido a los problemas de producción de insulina en el páncreas. La insulina sirve para que la glucosa que entra a la sangre, a través de la alimentación, sea transportada a las células y empleada para la producción de energía.

Esta enfermedad suele atacar a órganos de todo el cuerpo, aunque está asociada con un incremento en el riesgo de patologías cardiovasculares, neurodegenerativas, renales y óseas.

¿Cómo afecta a nuestros dientes y encías?

Las personas con diabetes que no controlan sus niveles de azúcar en sangre tienen mayor incidencia de enfermedades bucales, sobretodo en encías, infecciones o pérdidas dentales. Además, estas enfermedades pueden llegar a causar un descontrol en los niveles de la glucosa en la sangre y afectar o agudizar el control de la diabetes.

Los problemas bucales más comunes relacionados con la diabetes son:

 

Enfermedades en las encías

Las personas con diabetes corren un mayor riesgo de sufrir problemas periodontales debido a que son más susceptibles a padecer infecciones bacterianas y tienen menor capacidad de combatir las bacterias que invaden las encías. Además, tienen una menor resistencia y un proceso de curación más largo.

  • Gingivitis → Enfermedad que provoca una infección en la encía, provocando que se inflame, enrojezca o que empiece a sangrar.
  • Periodontitis → Enfermedad de la gingivitis, pero mucho más avanzada. La encía puede producir los mismos síntomas (inflamación, rojez o sangrado de la encía) y además la infección penetra por debajo de la encía formando bolsas periodontales, atacando a la raíz y al hueso que sujeta al diente, llegando a provocar en los casos más extremos la pérdida de la pieza dental más afectada.

Infección por hongos

Las personas diabéticas pueden ser más propensas a desarrollar infecciones por hongos en las paredes bucales, la lengua, las encías, las piezas dentales o la garganta. Los síntomas que pueden presentar son úlceras dolorosas, dificultad para tragar, mucosas blanquecinas, irritación, alteración del sabor o mal aliento.

Xerostomía o sequedad de boca

Es un síntoma de la diabetes muy común aunque apenas se hable de él. La falta de saliva o ardor en la boca, puede provocar el descontrol en el crecimiento de bacterias que pueden causar caries u otras infecciones orales.

Inflamación y retraso en la curación

La alteración de glucosa en la sangre provoca que la cicatrización de las heridas sea anormal y tarde un poco más en curarse, provocando que el cierre de los tejidos sea más lento que en las personas sanas. Y también puede causar una inflamación temprana inhibida o deteriorada.

prevencion diabetes

¿Cómo prevenir problemas bucodentales relacionados con la diabetes?

 

  1. Mantener un control exhaustivo del nivel de glucosa en la sangre.
  2. Extremar la higiene bucodental diaria, principalmente de los dientes y encías.
  3. Realizar chequeos o controles periódicos. Es aconsejable realizarlos cada seis meses.
  4. Es importante siempre avisar al especialista odontólogo o dentista que eres un paciente que sufre diabetes.
  5. No fumar. El tabaco afecta gravemente la salud de nuestros dientes y encías en condiciones normales, agravando aún más si sufre diabetes.
  6. En el caso que la persona con diabetes lleve prótesis dental o dentaduras, es importante que estén perfectamente ajustadas para evitar llagas o roces. Además, debe mantenerlas totalmente limpias.
  7. Prestar mucha atención a los problemas bucales o molestias que pueden surgir, como el sangrado durante el cepillado de los dientes, flemones, llagas, etc.

diabetes y salud bucodental

¿Cómo detectar si mis dientes y encías están siendo afectados por la diabetes?

Si eres diabético y notas algunos de estos problemas bucales, es muy probable que tus dientes y encías se estén viendo afectados por los desniveles de glucosa en la sangre.

  • Enrojecimiento, dolor, hinchazón o sangrado de las encías.
  • Separación entre los dientes y encías, provocando que éstos parezcan más largos.
  • Sensibilidad dental.
  • Mal aliento.
  • Problemas en la mordida.
  • Mucosas blanquecinas.
  • Dificultad para tragar.

 

Algunos de estos síntomas o cualquier otro pueden provocar graves problemas de salud bucal, es importante que informe a su dentista para tratar posibles enfermedades.

Desde Clínica Finedent recomendamos a los pacientes diabéticos que adviertan siempre a su dentista ante cualquier cambio en su estado de salud y niveles de glucosa, y recuerde además el tipo de medicación que toma en ese momento.