Menu

Información de contacto

Av. de la Constitución, 36, Granada , 18012
958 28 44 55hola@finedent.esLun-Vie : 9:30 – 14:00 / 16:30 – 21:00

Category Archives: Salud bucodental

Los efectos del vaping o cigarrillo electrónico en nuestra salud bucal

Los cigarrillos electrónicos son una moda que se ha convertido en un hábito para muchos jóvenes. Estos dispositivos surgieron para ofrecer a los consumidores de tabaco una alternativa “más saludable”. La solución al final es la de cambiar un vicio por otro, en vez de fumar, vapear.

El mecanismo del vaping consiste en calentar el líquido que contiene el dispositivo y convertirlo en vapor, que es lo que realmente aspira el consumidor o vapeador. Estos vapores no solo están formados por vapor de agua, sino que al aspirar también inhalan compuestos químicos producidos por el calentamiento de la glicerina, la nicotina, el propilenglicol de los aromatizantes, así como otras sustancias perjudiciales para la salud, adictivas y cancerígenas.

Si bien es cierto que estos productos parecen ser menos perjudiciales que el tabaco ya que no se inhala alquitrán ni monóxido de carbono, no implica que su consumo no se encuentre exento de riesgos. Y cada vez es mayor el número de estudios científicos, expertos en salud y organismos como la OMS, que muestran que los e-cigarrillos son perjudiciales provocando diversos efectos negativos en nuestra salud e higiene bucal.

Posibles problemas y enfermedades derivadas del consumo de cigarrillos electrónicos

Infecciones orales

Los fluidos que componen estos aparatos y que se encuentran en los líquidos calentados y presurizados de los cartuchos pasan a los fumadores quedándose adheridos en la mucosa o tejido de la boca, siendo ésta la principal causa de infecciones microbianas. El vapor provoca que muchas células que se encuentran en esta mucosa oral se mueran evitando así protegernos de los distintos microorganismos que habitan en nuestra cavidad oral. Además, las membranas de la mucosa oral se irritan y favorecen la aparición de lesiones, úlceras de la mucosa, problemas en las encías y dientes.

Sequedad bucal

Los vaping también contienen nicotina, aunque en menor cantidad que el tabaco. La nicotina afecta a la producción salival y puede irritar las mucosas de la boca, las vías respiratorias y el aparato digestivo, provocando la sequedad bucal.

Halitosis o mal aliento

Como hemos explicado antes, la nicotina provoca sequedad bucal y la falta de saliva impide que se eliminen correctamente las bacterias de la boca, provocando la aparición del mal aliento. Además, la nicotina y otras sustancias que incluyen los cigarrillos electrónicos pueden adherirse a la mucosa de la boca, la lengua y los dientes, dando lugar al mal aliento propio de los fumadores.

Enfermedades periodontales

El vapor que emiten estos cigarrillos electrónicos ocasiona daños en el tejido gingival y otras células de la cavidad oral, incrementando así la posibilidad de sufrir patologías o enfermedades bucodentales. Suele afectar principalmente a las encías, ocasionando gingivitis o periodontitis, ya que los e-cigarrillos favorecen el aumento de la inflamación periodontal así como una menor capacidad de reparación de los tejidos.

Cáncer oral

Se desconoce realmente el impacto nocivo de estos cigarrillos a largo plazo. Las bocas de los fumadores o vapeadores habituales están llenas de microorganismos, de bacterias capaces de causar todo tipo de enfermedades, desde las más leves hasta cáncer, por la exposición de los tejidos bucales y de nuestro sistema respiratorio a diversos compuestos químicos dañinos para la salud.

Es una evidencia que el tabaco en cualquier formato, mientras contenga nicotina, compuestos químicos e incluso aromatizantes, es dañino para nuestra salud en mayor o menor medida. Desde nuestra clínica Finedent, nuestro mejor consejo para las personas fumadoras, ya sea de cigarrillos electrónicos o tradicionales, es que intentéis dejar estos hábitos lo antes posible. El beneficio no es otro que el proteger tu salud bucal y disfrutar de una sonrisa sana y espléndida.

La diabetes puede afectar nuestra salud bucal

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa en la sangre, también conocido como azúcar en sangre, están muy altos, debido a los problemas de producción de insulina en el páncreas. La insulina sirve para que la glucosa que entra a la sangre, a través de la alimentación, sea transportada a las células y empleada para la producción de energía.

Esta enfermedad suele atacar a órganos de todo el cuerpo, aunque está asociada con un incremento en el riesgo de patologías cardiovasculares, neurodegenerativas, renales y óseas.

¿Cómo afecta a nuestros dientes y encías?

Las personas con diabetes que no controlan sus niveles de azúcar en sangre tienen mayor incidencia de enfermedades bucales, sobretodo en encías, infecciones o pérdidas dentales. Además, estas enfermedades pueden llegar a causar un descontrol en los niveles de la glucosa en la sangre y afectar o agudizar el control de la diabetes.

Los problemas bucales más comunes relacionados con la diabetes son:

 

Enfermedades en las encías

Las personas con diabetes corren un mayor riesgo de sufrir problemas periodontales debido a que son más susceptibles a padecer infecciones bacterianas y tienen menor capacidad de combatir las bacterias que invaden las encías. Además, tienen una menor resistencia y un proceso de curación más largo.

  • Gingivitis → Enfermedad que provoca una infección en la encía, provocando que se inflame, enrojezca o que empiece a sangrar.
  • Periodontitis → Enfermedad de la gingivitis, pero mucho más avanzada. La encía puede producir los mismos síntomas (inflamación, rojez o sangrado de la encía) y además la infección penetra por debajo de la encía formando bolsas periodontales, atacando a la raíz y al hueso que sujeta al diente, llegando a provocar en los casos más extremos la pérdida de la pieza dental más afectada.

Infección por hongos

Las personas diabéticas pueden ser más propensas a desarrollar infecciones por hongos en las paredes bucales, la lengua, las encías, las piezas dentales o la garganta. Los síntomas que pueden presentar son úlceras dolorosas, dificultad para tragar, mucosas blanquecinas, irritación, alteración del sabor o mal aliento.

Xerostomía o sequedad de boca

Es un síntoma de la diabetes muy común aunque apenas se hable de él. La falta de saliva o ardor en la boca, puede provocar el descontrol en el crecimiento de bacterias que pueden causar caries u otras infecciones orales.

Inflamación y retraso en la curación

La alteración de glucosa en la sangre provoca que la cicatrización de las heridas sea anormal y tarde un poco más en curarse, provocando que el cierre de los tejidos sea más lento que en las personas sanas. Y también puede causar una inflamación temprana inhibida o deteriorada.

prevencion diabetes

¿Cómo prevenir problemas bucodentales relacionados con la diabetes?

 

  1. Mantener un control exhaustivo del nivel de glucosa en la sangre.
  2. Extremar la higiene bucodental diaria, principalmente de los dientes y encías.
  3. Realizar chequeos o controles periódicos. Es aconsejable realizarlos cada seis meses.
  4. Es importante siempre avisar al especialista odontólogo o dentista que eres un paciente que sufre diabetes.
  5. No fumar. El tabaco afecta gravemente la salud de nuestros dientes y encías en condiciones normales, agravando aún más si sufre diabetes.
  6. En el caso que la persona con diabetes lleve prótesis dental o dentaduras, es importante que estén perfectamente ajustadas para evitar llagas o roces. Además, debe mantenerlas totalmente limpias.
  7. Prestar mucha atención a los problemas bucales o molestias que pueden surgir, como el sangrado durante el cepillado de los dientes, flemones, llagas, etc.

diabetes y salud bucodental

¿Cómo detectar si mis dientes y encías están siendo afectados por la diabetes?

Si eres diabético y notas algunos de estos problemas bucales, es muy probable que tus dientes y encías se estén viendo afectados por los desniveles de glucosa en la sangre.

  • Enrojecimiento, dolor, hinchazón o sangrado de las encías.
  • Separación entre los dientes y encías, provocando que éstos parezcan más largos.
  • Sensibilidad dental.
  • Mal aliento.
  • Problemas en la mordida.
  • Mucosas blanquecinas.
  • Dificultad para tragar.

 

Algunos de estos síntomas o cualquier otro pueden provocar graves problemas de salud bucal, es importante que informe a su dentista para tratar posibles enfermedades.

Desde Clínica Finedent recomendamos a los pacientes diabéticos que adviertan siempre a su dentista ante cualquier cambio en su estado de salud y niveles de glucosa, y recuerde además el tipo de medicación que toma en ese momento.

La caída del primer diente de leche

La caída de los dientes de leche de nuestros hijos es una etapa muy importante y mágica, tanto para los niños como para los papás. Empezamos a ser conscientes que ya no son bebés, que se van haciendo mayores, empezamos a tener una preocupación más y al mismo tiempo percibimos esa ilusión con la llegada del Sr. Ratón Pérez.

El ratoncito nos ayuda a que el proceso no sea tan doloroso y que los niños no tengan miedo a la pérdida de los dientes, un acontecimiento muy importante en sus vidas.

¿A qué edad se empiezan a caer los dientes de leche?

Con la primera caída se inicia el proceso o etapa de la pérdida de los dientes de leche, que los llaman así, por ser más blancos que los dientes definitivos cuyo esmalte les aporta un tono más amarillento.

La mayoría de niños completan su primera dentición temporal al cumplir los 3 años, y hasta los 5 ó 6 no se les empiezan a caer los primeros dientes de leche o temporales. Para ser sustituidos por los dientes definitivos. Aunque algunos pueden presentar una caída precoz de los dientes de leche a los 4 años y otros experimentar un inicio de caída tardía a los 7 años. El niño o niña debe haber cambiado todos los dientes temporales a los 12 o 13 años.

Por esto queremos dejar claro que la caída de los dientes de leche depende del nivel de desarrollo de cada niño, de si éste tuvo una aparición tardía de los incisivos en la boca (aparición de los primeros dientes, casi al año) y por supuesto de la genética. Por esto no debemos preocuparnos si a nuestros hijos se les caen los dientes antes que a los demás niños de su edad o un poquito después. ¡Todos y cada uno de nosotros necesitamos nuestro tiempo!

Eso sí, siempre debemos de estar alerta y pendientes de la salud bucodental del niño o niña y en el momento que se salgan de los parámetros indicados consultar al especialista.

¿En qué orden se caen?

Como norma general el primer diente que comienza a caerse es el incisivo inferior, que como hemos dicho antes, ocurre entre los 5 y 6 años, y por último se produce la caída de los molares posteriores entre los 12 y 13 años.

Los dientes comienzan moviéndose hasta que se caen solos, o con el simplemente hecho de morder, se desprende el diente dejando el espacio vacío para que erupcione el diente definitivo. Es aconsejable no forzar ni tirar del diente, sino dejarlo que se caiga a su debido tiempo, ya que esto podría ocasionar algunas consecuencias como hacerle daño al niño, rotura del diente provocando que se quede algún resto en la encía, enfermedades por las bacterias que tenemos en nuestras manos o que el diente definitivo saliera torcido por no estar aún desarrollado y preparado para salir.

 

* Os dejamos una tabla de la erupción de los dientes de leche, indicando cuáles, en qué orden y con qué edades aproximadamente aparecen cada diente y cuando comienzan a caerse.

tabla de cepillado dental

Cepillado y cuidado de los dientes de leche

La higiene bucodental es básica en adultos y en los más pequeños de la casa.

La limpieza de la boca se recomienda iniciarla incluso antes de la aparición de algún diente. Recomendamos que los papás limpien las encías del bebé a diario con el uso de una gasa. Esto evitará que cuando le nazca el primer diente la encía se le inflame y le produzca molestias y dolor en la boca.

Cuando por fin comienzan a salirle sus primeros dientes o tan solo empiezan a asomar por la encía, es aconsejable realizar un cepillado con movimientos circulares con un cepillo para bebés por lo menos 2 veces al día. Esto hará que el niño muestre interés por este hábito y vaya acostumbrándose a su cuidado bucodental.

Cuando el niño tenga una autonomía suficiente debe de cepillarse los dientes solo, pero siempre con la supervisión de un adulto, para asegurarnos que se cepillan por todos los lados, tres veces al día y durante aproximadamente unos dos minutos.

A partir de los 5 años y durante la etapa de la pérdida de los dientes de leche, hay que tener mucho más cuidado ya que los dientes permanentes son los que van a tener para el resto de su vida y si no comenzamos a cuidarlos desde que salen tal vez en la etapa adulta tengamos muchos problemas de salud dental.

Es importante usar el cepillo y la pasta dental correspondiente a cada edad del niño, en función del tamaño del cepillo o del porcentaje de flúor en la pasta de dientes, para protegerlos de las caries o de otras infecciones. Además, es recomendable incorporar el uso del hilo dental en el cepillado de tu hijo, para evitar posibles problemas en las encías en un futuro.

Una de las funciones más importantes de los padres es hacerle entender a los peques la importancia del cuidado de nuestra salud dental y la importancia de asistir al dentista un par de veces al año. El niño no debe de tener miedo de ir al dentista porque le puede ocasionar odontofobia, por este motivo es importante que la visita al dentista sea periódica y lo asuma como un hábito más.

En Finedent clínica dental tenéis a vuestra disposición los mejores especialistas, para atender a los más pequeños desde que nacen hasta su adolescencia realizando un seguimiento de su crecimiento dental.

No dudes en contactarnos para cualquier duda o aclaración que necesites al respecto. Estaremos encantados de atenderte en la Avda. de la Constitución 36, Granada, bajo cita previa, y en el teléfono: 958 28 44 55.

Boca seca en el síndrome de Sjögren

¿Conoces el síndrome de Sjögren?

Es una enfermedad autoinmune sistémica crónica, que provoca la destrucción de las glándulas que producen las lágrimas y la saliva. Sus síntomas más frecuentes y tempranos son la sequedad oral y ocular. En esta enfermedad los linfocitos, que son las células del sistema inmunológico que combaten las infecciones, atacan a las células normales de las glándulas exocrinas, aquellas que segregan las sustancias humectantes de los ojos, la boca y otros tejidos, provocando la inflamación y destrucción de dichas glándulas e impidiendo la producción de las sustancias humectantes.

¿Cómo afecta a nuestra salud bucal?

Este síndrome provoca la destrucción del tejido de las glándulas salivales provocando así, la disminución de la producción de saliva (hiposialia). La saliva es uno de los elementos principales para proteger nuestra boca y mantenerla sana, por tanto quien padece dicho síndrome al no generar suficiente saliva, puede padecer una variedad de problemas bucales.

 

  • Resequedad de la boca.
  • Hinchazón de las glándulas salivales o de la lengua.
  • Infección oral causada por hongos (llamada Cándida): provoca enrojecimiento y ardor en el recubrimiento de la boca y disminución del gusto.
  • Mayor incidencia de caries dental.
  • Deterioro de los dientes especialmente cerca del filo de las encías.
  • Dificultad para tragar o hablar.
  • Dolor de garganta.
  • Mal aliento.
  • Alteraciones en el gusto.
  • Riesgo de enfermedades en las encías.
  • Lesiones orales traumáticas y de etiología autoinmune.

Tratamiento para la resequedad oral.

  • Tomar sorbos pequeños de agua durante el día.
  • Tomar chicles o caramelos sin azúcar.
  • Consumir pastillas para estimular la producción de saliva.
  • Consultar con su dentista para el tratamiento de posibles infecciones bucales.
  • Usar sustitutos de saliva o geles para cubrir el revestimiento de la cavidad oral, especialmente cuando la boca se reseca más que suele ser durante la noche.
  • Evitar el uso de irritantes como alcohol o tabaco.
  • Mejorar la higiene bucal.
  • Evitar el azúcar en la dieta (dulces, repostería, sacarosa, etc) y en bebidas azucaradas y con gas.
  • No usar enjuagues bucales que contengan alcohol.
  • Humedece el aire durante la noche con un humidificador.
  • Trata de respirar por la nariz y no por la boca en la medida de lo posible.

Esperamos haber sido de ayuda con nuestro artículo. Para cualquier duda o aclaración que necesites sobre este tema o cualquier otro en referencia a tu salud dental, no dudes en contactarnos:

Avda de la Constitución 36, Teléfono: 958 28 44 55.

Fundas dentales: todo lo que necesitas saber

¿Qué son?

Las fundas para los dientes ayudan a conceder más vida útil a las piezas dentales débiles y dañadas. Principalmente pueden ser útiles también tras un tratamiento de endodoncia, puesto que desvitaliza la pieza dental que hace que la dentina se vaya deshidratando y pueda transformarse en un tejido frágil, con el trágico final, en su caso, de la fractura del diente en su totalidad.

Siempre que se recomienda la colocación de una funda dental, se hace con el fin de para evitar la extracción del diente.

¿Cómo son y para qué sirven?

Se ponen encima de los dientes naturales, de forma que rodeen y protejan el diente:

  • Para mejorar la apariencia y dar fuerza al diente tras una endodoncia.
  • Mejorar la acción de masticar mediante los puentes dentales, por la falta de piezas dentales.
  • Para solucionar los problemas de estética.
  • Reemplazar fundas de un material que ya no te gusta.

¿Cuándo tengo que ponerme una funda para los dientes?

Las fundas en los dientes no se colocan por un pequeño dolor en el diente o porque lo tengas rayado, sino como solución para las piezas dentales con un daño mayor como una fractura o una endodoncia. Acude a nuestra clínica dental FINEDENT, en Granada, ante cualquier duda, para que nuestros especialistas te resuelvan las dudas y te aconsejen sobre el tipo de tratamiento que más te conviene.

Tipos fundas dentales

La hay de diferentes tipos de material, las más utilizadas son las de metal-cerámica.

Metal-cerámica. 

  • Tiene una estructura interna metálica que da resistencia y un revestimiento de cerámica que da la estética dental a la funda. Son muy fuertes y duras, por ello se usan para los dientes molares. Debajo de la cerámica encontramos la parte metálica que apenas de aprecia.
  • Su principal función es de funda provisional o tradicional, mientras se prepara la funda definitiva, puesto que es un material menos duro que el que se usa para la funda final.
  • Es muy similar a un diente natural y estética, se suele usar para los dientes que más se ven, puesto que son muy resistentes.
  • Tiene mucha resistencia, un acabado estético perfecto y ofrece muy buenos resultados. Son las más habituales en nuestra clínica FINEDENT, en la que apostamos por los materiales de la más alta calidad.

Consigue uniformar la morfología, tonalidad y textura de los dientes y garantiza una sonrisa perfecta.

  • Disilicato de litio.

Es muy resistente, se utiliza más para carillas que para fundas completas, necesita menos preparación del diente y tiene menos grosor.

En Finedent Granada, te ofrecemos siempre la mejor solución al problema dental que tengas y atendemos cualquier duda que nos traslades. No tienes más que llamarnos o escribirnos y te daremos siempre los mejores consejos de salud dental: Tel: 958 28 44 55 y Whatsapp: 640 24 80 44

Prepara tu sonrisa para el verano

Para muchos, el verano es el momento perfecto para desconectar, ponerte en forma, dedicarte más tiempo, cuidarte más, a ti mismo/a y a los tuyos. Si pones a punto tu cuerpo para la época veraniega, tu mente, tu espacio ¿por qué no hacerlo también con tu boca? Te llevará poco tiempo pero estarás bien, te sentirás mejor, y mejorarás tu aspecto.

¿Conoces la estética dental? es una especialidad de la odontología, que ayuda a resolver problemas que están vinculados con la salud bucal como la separación entre dos dientes o como las fracturas, ya sean totales o parciales. Para este tipo de casos, lo más aconsejable es la ortodoncia invisible, que es un tratamiento que permite alinear y arreglar los dientes sin necesidad de usar brackets, que por otro lado, y por cierto, son cada vez más estéticos y efectivos. Con este método de alineadores invisibles, realizados a medida de cada diente y persona, se consiguen resultados espectaculares, y durante el tratamiento, apenas lo notarás ni lo notarán.

Los dientes más amarillos o las manchas dentales es otro “problema” que puedes solucionar con apenas unas horas de dedicación durante este verano. El problema de desgaste del esmalte, además, no es solo estético, sino que puede llegar a provocar caries dentales y favorecerá además cada vez más la aparición de nuevas manchas.

Existen varias soluciones que dan la posibilidad de devolver el blanco natural y la salud al diente. Uno de los más demandados es el blanqueamiento dental, que ayuda a una buena salud e higiene de tu dentadura. Además, repercutirá muy en positivo en tu aspecto y estado de ánimo o autoestima. Otro de los tratamientos más solicitados son las carillas dentales, que permiten dar forma al diente en el caso de fractura o desalineado, a la vez que se blanquea el mismo.

Si quieres blanquear tus dientes y tener una buena salud de tu boca, en Finedent te recomendamos pedir cita cuanto antes para realizar tu tratamiento de blanqueamiento dental y conseguir una sonrisa perfecta este verano, y por supuesto, una boca más sana. ¿Necesitas más razones?

Si antes o después de poder disfrutar de las vacaciones quieres poner a punto tu boca, solo tienes que pedir cita o solicitar información en la sección de contacto o al 958 28 44 55. Claro que te atenderemos encantados en cualquier época del año, no hace falta que sea verano, aunque se puede aprovechar el tiempo libre para muchas cosas, con el claro propósito de cuidarte un poco más y estar mucho mejor.

Recuerda que además de tener un cuerpo sano, ¡no te debes de olvidar de tu boca!. Para mantenerla sana y bonita solo tienes que tener un mantenimiento y constancia en el cuidado de la misma.

En Finedent, Volvemos a Cuidarte

Por fin ha llegado nuestra parte favorita de esta historia: Volver a vernos, volver para cuidarte. Aunque durante este tiempo de estado de alarma nos hemos mantenido lo más cerca posible respondiendo a tus consultas por teléfono o canales digitales, dando consejos prácticos de cuidado dental en casa a través de nuestro blog y redes sociales.., es importante que podamos reabrir nuestra clínica para atender tratamientos de largo plazo, urgencias dentales, y lo que sea necesario para tu óptima salud dental. Y no podemos hacerlo de otra forma que con un estricto protocolo de atención y medidas preventivas de seguridad, por tu bien, el nuestro y el de todos en general.

Por este motivo, te queremos avanzar todo aquello que verás en lo sucesivo, para seguir dándote el excelente servicio que nos caracteriza.

PROTOCOLO Y MEDIDAS PREVENTIVAS ANTES Y DURANTE TU VISITA A NUESTRA CLÍNICA DENTAL

Todas los pacientes serán exclusivamente atendidos mediante cita previamente concertada y habiendo pasado un triaje telefónico para confirmar el estado de salud.

Una vez confirmemos tu estado apropiado de salud y tu hora en la agenda, te rogamos nos ayudes a cuidarte y cuidarnos, por lo que es importante tu compromiso y responsabilidad también, atendiendo estas sencillas normas:

  • Acude a tu hora establecida, por favor, no antes ni después.
  • En la medida de lo posible prescinde de accesorios tales como: pulseras, collares, bolsas.. De traerlo a la clínica, deberás guardarlo en una bolsa personal que te entregaremos al final de tu cita o tratamiento.
  • Acude solo a tu cita, sin acompañantes. Entendemos la excepción en el caso de los menores de edad o personas mayores o dependientes que necesiten ser acompañados.
  • Lleva Mascarilla durante tu desplazamiento a nuestra clínica y una vez accedas a la misma. Es una medida de seguridad para todos.
  • Una vez llegues a nuestra clínica dental en Granada, pasarás por un sencillo circuito de desinfección: gel desinfectante hidroalcohólico, calzas cubrezapatos, toma de temperatura y accederás, unos minutos a la sala de espera que tendrá aforo especial limitado y asiento o espacio asignado en el que esperarás a que tu especialista te indique para acceder a tu consulta.

Durante tu tratamiento dental

  • Nos reconoceremos esta vez por la sonrisa en nuestra mirada¡¡ Nos sonreiremos para recibirte, y, aunque no lo puedas ver, lo percibirás, seguro. Llevamos EPIS completos, por nosotros y por ti.
  • Te proporcionaremos gafas de protección, gel desinfectante de nuevo y solución bucal desinfectante, que aplicarás durante un minuto de duración.
  • Una vez finalizado el tratamiento, podrás volver a la zona de recepción para confirmar nueva cita si así lo han indicado tus doctores, o abonar lo establecido, te rogamos que mediante tarjeta bancaria.
  • Nuestros especialistas no te acompañaran puesto que realizaran una desinfección total del gabinete tras tu salida y antes de que llegue un nuevo paciente.

Por último, y no menos importante, todo el equipo de FINEDENT agradecemos de todo corazón tu confianza en nosotros durante todo este tiempo, el haber demostrado ser responsable y comprometido quedándote en casa, cuidando de esta forma de ti, de tu familia, personal sanitario, y resto de la sociedad. Es un acto de madurez y compromiso, y eso sí, te pedimos que no bajes la guardia y sigas por favor atendiendo a las medidas de prevención y seguridad que te recomendamos, por ti, por nosotros , y por todos.

Estamos encantados de volver a cuidarte. ¡Nos vemos en la clínica!

Mantener unas encías sanas, ayuda a prevenir el ictus

Ahora más que nunca debemos tener unas medidas de precaución e higiene especiales. Desde Finedent os animamos a seguir todas las instrucciones para evitar posibles enfermedades producidas por algún problema dental.

Los datos de la Sociedad de Neurología Española, recogen que la enfermedad del ictus es cada día más frecuente y afecta a 120.000-130.000 personas cada año. De estos afectados, un número elevado fallece o permanece con graves secuelas. Según afirma el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología, el ictus es la primera causa de muerte en las mujeres españolas y la segunda en los hombres.

Continue reading Mantener unas encías sanas, ayuda a prevenir el ictus

Cuidados dentales en casa

El covid 19 nos ha hecho parar, el mundo entero ha hecho “STOP”,  pero nuestra salud bucodental tiene que continuar. No podemos descuidar la boca, y mucho menos si tenemos ortodoncia,  ya que un problema dental puede desencadenar en una enfermedad grave si no es detectada a tiempo. Es mejor prevenir que curar, y por este motivo a continuación os proponemos algunos conejos que podéis seguir desde casa para evitar cualquier problema bucodental mientras dure esta cuarentena.

Continue reading Cuidados dentales en casa

Fístula dental: ¿qué es y qué la causa?

¿Has notado un pequeño bulto en tu encía? Puede tratarse de una fístula dental.

Esta es un mecanismo que acciona nuestro cuerpo para facilitar la salida de pus generada por una infección en nuestra boca. En esta hinchazón podrás percibir un diminuto punto de apertura por el que será expulsada dicha pus (un líquido de tonos blanquecinos o amarillos).

¿Por qué se generan?

Como hemos adelantado anteriormente, es una infección la que lo causa. Una fístula es la expresión visible, la señal, que nos indica que algo no va bien en nuestra boca, pues existe una infección en la encía.

Existen diversas causas por las que se haya podido generar:

  • Caries: si está ya avanzada, habrá afectado a la raíz de la pieza dental, creando una infección en esta. En esta ocasión, la fístula usualmente aparecerá en una zona de la encía próxima al diente afectado.

 

  • Endodoncia imperfecta: lamentablemente, una endodoncia puede ejecutarse incorrectamente o surgir complicaciones, y dar lugar a una infección.
  • Periodontitis: las enfermedades relacionadas con las encías que se encuentran en estado avanzado pueden generar procesos infecciosos en el área. Por ello, el desarrollo de fistulas en la encía es frecuente.
  • Muelas del juicio: estos temidos molares suelen ocasionar problemas de espacio, mal disposición, desplazamiento de otros dientes, … Todo ello puede desencadenar un problema en su erupción y generar así una infección, por lo que será posible que se manifieste como fístula.
  • Traumatismo: las caídas y los golpes accidentales pueden repercutir en la boca, provocando traumatismos e infecciones posteriormente. Estas también “saldrán a la luz” mediante una fístula en la encía.

 

¿Cuál es el tratamiento para una fístula dental?

Resulta clave conocer el origen de la infección y aplicar un tratamiento adecuado para eliminarla.

Sin embargo, antes de proceder a tratar la causa que provoca la infección, será necesario frenarla. Habitualmente, el odontólogo recomendará la administración de antibióticos.

Tras mejorar el proceso infeccioso y reducir el tamaño de la fístula, se realizará el tratamiento acorde al tipo de problema que la causó: empastar una caries, efectuar una endodoncia, extraer una muela del juicio, etc.

Recuerda, acude al menos una vez al año a tu dentista para evitar futuras patologías. Tu salud bucodental te lo agradecerá.