Menu

Información de contacto

Av. de la Constitución, 36, Granada , 18012
958 28 44 55hola@finedent.esAbiertos de Lun a Vier. Mañana y Tardes

Category Archives: Salud bucodental

¿Miedo al dentista? Consejos para superarlo, en niños y adultos.

El miedo al dentista es un hábito más común de lo que pensamos. Y, ademàs, no lo es exclusivamente en niños, ya que son muchos los adultos que experiementan ese rechazo a sus necesarias visitas de revisión o cuidado dental.

Y es que, según los últimos datos publicados de 2020, a la espera de conocer las actuales cifras de este recién pasado año 2021, aunque el 87% de los españoles piensa que es necesario hacer una visita al dentista al menos una vez al año, tan solo el 51% realizó realmente dicha visita. Y aún es más preocupante esta cifra, que nos sitúa prácticamente a la cola en comparación con el resto de países europeos, cuando prácticamente todos los adultos mayores de 35 años, tienen o han tenido anteriormente caries durante su vida.

Son muchas las personas que aguantan años sin visitar al dentista por el pánico que les provoca solo el pensarlo. ¿Los motivos? Pues quizás un miedo o ansiedad injustificada a diversas cuestiones: la aguja o pinchazo de la anestesia, el padecer dolor, la impresión que dan la multitud de aparatos técnicos de la consulta, incluso el mantener la boca abierta durante un rato sin ver exactamente lo que nos están realizando. Insistimos que se trata de un miedo o pánico escénico injustificado, puesto que los profesionales de la salud dental contamos cada vez con técnicas menos invasivas en los tratamientos y la posible molestia durante la visita, no tiene comparación con el dolor, sufrimiento y hasta secuelas o daños irreversibles que conlleva una inadecuada salud dental en el tiempo.

Hoy, en nuestro blog, queremos compartir contigo estos consejos que te ayudarán a vencer esa ansiedad injustificada, tanto para ti, como adulto, como de ayuda a tus hijos. Toma buena nota si tú eres una de esas personas a las que la ansiedad les supera:

  • Conoce por qué ese miedo, párate a analizar y deliberar esa intranquilidad que te provoca ir al dentista. Supéralo y compártelo abiertamente con nosotros. Estamos cualificados tanto para el desarrollo de nuestra profesión como para ayudarte a hacer el camino más fácil.
  • Haz que ir al dentista sea un hábito. Planifica tu visita anual, al menos, y puntual ante la más mínima molestia, sin que nada te impida cumplirlo. No hay excusa razonable que te impida cuidarte.
  • Solicítanos información de las dudas que tengas para ayudarte a conocer los procedimientos que vamos a realizar.
  • Solicita la cita en las primeras horas del día. Esto hará que no te dé tiempo a cambiar de opinión y anularla.
  • Sé puntual, no llegues antes de tiempo para no esperar en la clínica y comiences a pensar que me puede pasar en consulta.
  • Recuerda que si es la primera vez que nos visitas, en Finedent te realizaremos un análisis y revisión gratis. En esta primera visita, salvo casos de urgencias dentales, no vamos a realizar ningún tratamiento complejo. Solo revisaremos tu salud dental y te explicaremos al detalle las recomendaciones para optimizarla, en caso necesario. Y aunque no sea la primera visita, SIEMPRE que realicemos cualquier técnica o tratamiento dental, te informaremos al detalle antes, durante y después de la misma, de todo lo que necesitas saber.
  • A pesar de todo lo anterior, si durante el tratamiento te sientes incómodo o tienes alguna molestia, nuestros especialistas te explicarán cómo puedes hacer una señal para hacer un descanso sin ningún problema y ayudarte a relajarte.
  • Una vez hayamos finalizado la consulta te explicaremos cualquier duda que te pueda surgir sobre procedimientos, tratamientos, costes, formas de pago etc. No queremos que salgas de nuestra consulta sin que todas tus dudas se hayan resuelto.

En Finedent TÚ y tu sonrisa son nuestra prioridad, no tengas miedo. Como profesionales consideramos que también forma parte de nuestro trabajo el que te sientas bien con nosotros.

Infórmate de cualquier cuestión adicional, sin ningún tipo de compromiso, en el Tel. 958 28 44 55, por Whatsapp en el  640 24 80 44, o visítanos, bajo cita previa, en Avda. de la Constitución 36, (18.012 Granada).

10 dudas, resueltas sobre Invisalign

Si estás pensando en realizarte un tratamiento de ortodoncia, y tienes dudas por cuál decidirte, hoy te respondemos las preguntas más frecuentes que nos han realizado sobre nuestro tratamiento de ortodoncia invisible, Invisalign.

1 ¿En qué consiste este tratamiento de ortodoncia invisible?

El tratamiento de ortodoncia con Invisalign, se compone de unas férulas transparentes realizadas con un material termoplástico de uso sanitario. Tu lote de alineadores, completamente a medida, se irán sustituyendo por unos nuevos aproximadamente cada 7-15 días, según se prescriban, e irán produciendo los movimientos deseados progresivos en los dientes.

Para este tratamiento realizamos un exhaustivo estudio previo de tu dentadura, y nuestro ortodoncista elaborará según el resultado un plan de tratamiento con los movimientos graduales que se necesitarán para poder corregir la dentadura hasta alcanzar la alineación completa deseada.

2 ¿Es la mejor alternativa, optar por los alineadores invisibles?

Al igual que cualquier ortodoncia convencional, se trata de una alternativa a los Brackets ya que sus férulas transparentes cumplen la misma función, corregir trastornos funcionales de masticación, alteraciones y posiciones de los dientes, con el fin de restaurar su forma y el equilibrio funcional de la boca y cara.

Se trata de un tratamiento de ortodoncia muy recomendable para niños, jóvenes y adultos que quieran corregir su dentadura, y que desean que su tratamiento pase lo más desapercibido posible.

Además, tiene la ventaja que para corregir la forma y posición de los dientes, no mueve todas las piezas dentales, sus alineadoras actúan sólo donde es necesario.

Invisalign, es la solución más cómoda, estética e invisible en un tratamiento de ortodoncia.

3 ¿Cuánto tiempo dura el tratamiento de ortodoncia?

El tratamiento con Invisalign en la mayoría de los casos es más breve que un tratamiento con ortodoncia tradicional y, aunque depende también de cada caso en concreto, generalmente se lleva a cabo entre 9 y 18 meses, dependiendo de la complejidad que presente cada paciente.

4 ¿Puedo quitarme los alineadores?

La ventaja de Invisalign es que te quitas los alineadores para para comer y lavarte los dientes, lo que te da un pequeño margen para comer todo lo que te guste y poder realizar tu higiene dental completa más fácilmente. Pero depende de ti el llevarlos todo el día para que el tratamiento se realice con éxito en los tiempos marcados, su uso diario recomendado es de entre 20 y 22 horas al día. Cuantas más horas los lleves puestos más pronto verás sus resultados.

5 ¿Duele llevar las férulas Invisalign?

Es normal que los primeros días notes una pequeña molestia, y te cueste un poco al hablar, pero con el tiempo ni las notarás, además verás que en la férulas hay como unos puntitos transparentes llamados ataches, que en función del paciente y su necesidad, llevará más o menos. Estos ataches actuán ejerciendo presión en el diente, lo normal los primeros días, hasta que te acostumbres. Pero se trata de un tratamiento indoloro y muy cómodo de llevar, además de apenas perfectible por sus férulas transparentes.

6 ¿Cómo poner y quitarlas?

Es muy sencillo extraer y colocar las férulas. Siempre que te retires las férulas debes limpiarlas con agua tibia y un cepillo suave específico para mantener su higiene.

7 ¿Qué alimentos no podré comer?

La ventaja es que puedes comer todo lo que quieras, ahora bien, tienes que quitarlos siempre, y guardarlos en su funda, y, una vez termines de comer sigue tu rutina de limpieza bucal y vuelve a colocarlos.

8 ¿Cambian de color? ¿Se nota que los llevas puestos?

Utilizamos un material plástico duradero y transparente que no se nota prácticamente porque se camufla con los dientes. Respecto a que cambien de color o si amarillean con los usos, no es muy recomendable fumar, ni tomar bebidas que puedan tintar o manchar los dientes como el café o el té. Se recomienda bebidas y comidas que no contengan colorantes, y por supuesto, llevar a cabo una correcta higiene bucal y limpieza indicada de las férulas a diario. Con esta rutina, y combinando los productos específicos como la pasta dentífrica y las pastillas desinfectantes, no notarás ningún cambio de color.

9 ¿Y si se vuelven a mover los dientes?

Una vez finalizado el tratamiento con Invisalign, no queremos que los dientes se vuelvan a mover. Para asegurarnos que están siempre en la misma posición facilitamos a todos nuestros pacientes una férula solamente para dormir. Esta se usará exclusivamente por la noche, una vez laves los dientes y se retira nada más despertar. No molesta en absoluto y garantiza que el tratamiento sea duradero para siempre.

10 ¿Es más caro Invisalign que otros tratamientos?

Al ser un tratamiento totalmente individualizado en el que utilizamos tecnología 3D para la impresión del lote de los alineadores y se compone de materiales de altísima calidad, su precio es un poco más elevado que unos Brackets metálicos, esos sí su coste es similar a cualquier tratamiento de ortodoncia invisible, aunque siempre dependerá de cada caso, del seguimiento adecuado del tratamiento por el propio paciente, de las visitas odontológicas que se realicen y la duración del tratamiento. En cualquier caso, en Finedent ofrecemos unas condiciones muy preferentes de financiación: ¡desde 25€/mes, sin entrada ni intereses!.

Invisalign ha revolucionado la ortodoncia tradicional, y la verdad es que ofrece muchas ventajas por la discrección, la comodidad y la funcionalidad del tratamiento para el paciente.

Esperamos haber resuelto tus preguntas sobre este tratamiento tan innovador, pero para cualquier cuestión que necesites al respecto, no dudes en consultarnos sin compromiso. ¡Estamos encantados de resolverte todas tus dudas!

Tú clínica Finedent en Granada, está en Avenida de la Constitución nº 36, o llámanos al teléfono 958 28 44 55, siempre atenderemos bajo cita previa. ¡Hastar pronto!

Alzheimer y Periodontitis, relación confirmada.

Desde hace varios años, diversos estudios han llevado a cabo investigaciones sobre la relación que tiene el Alzheimer con una inadecuada salud bucodental. Y, todos ellos, han llegado a una conclusión sorprendente, con mucho más en común de lo que realmente se piensa.

En estos estudios, varios científicos han apuntado a una hipótesis común sobre el posible origen de esta enfermedad del Alzheimer: la Periodontitis. Se cree que uno de los posibles factores desencadenantes sería una infección cuyo origen estaría anclado a una periodontitis crónica, en pocas palabras, una infección en las encías.

Como consecuencia de todas estas investigaciones, hemos podido llegar a la conclusión de que, estos últimos resultados nos abren una nueva vía de esperanza y son una evidencia significativa para actuar y empezar a prevenir y  retrasar esta enfermedad con amplios indicios de éxito.

¿Qué es la Periodontitis?

Se trata de una de las más graves infecciones, localizada en las encías, y que, sin el tratamiento adecuado podría destruir el hueso que sostiene nuestros dientes a estas, teniendo como resultado su debilitación e incluso su pérdida total.

Cabe destacar que, por desgracia, hoy en día, es una de las enfermedades dentales más frecuentes en los pacientes, pero la buena noticia es que puede prevenirse al ser su causa principal una inadecuada higiene bucodental.

Utilizar hilo dental, cepillarse los dientes al menos dos o tres veces al día, y hacerse revisiones dentales regulares, podría favorecer enormemente el estado de nuestra salud dental y conseguir con ello, un tratamiento exitoso de la periodontitis además de, por supuesto, evitar en gran escala la aparición de la misma.

Si no estás seguro o segura de cómo poder localizar el comienzo de esta enfermedad en tu cavidad bucal, hoy desde FINEDENT, te hablaremos de algunos de los posibles síntomas que podrían traducirse en una posterior periodontitis:

  • Encías sensibles al tacto.
  • Dolor al masticar.
  • Aparición de nuevos espacios entre los dientes.
  • Mal aliento.
  • Encías sensibles y que sangran frecuentemente.
  • Escupir sangre tras el cepillado de la dentadura.
  • Encías de color oscuro, brillante o morado.
  • Encías inflamadas.
  • Dientes flojos e incluso pérdida de alguno de ellos. – Cambio del estado de la mordida.

Una salud bucodental perfecta para prevenir el Alzheimer.

¿Que rutina dental debemos llevar a cabo para prevenir, en un futuro, la aparición de esta enfermedad?

La respuesta es clara:

  • Llevar a cabo una perfecta higiene bucodental: lo que es igual a cepillarse los dientes durante varios minutos con suavidad, al menos dos o tres veces al día, especialmente por la mañana y por la noche, antes de dormir. También es esencial cuidar nuestros dientes usando hilo dental al menos una vez al día, de esta manera eliminaremos y evitaremos residuos entre los dientes que puedan causar cualquier molestia, dolor o enfermedad.
  • Visitas regulares al dentista: realizar visitas de manera periódica a nuestro dentista o especialista dental cada 12 meses, es esencial para diagnosticar a tiempo cualquier molesta, enfermedad o problema dental. Además, si tienes factores de riesgo que podrían aumentar la aparición de la periodontitis, lo más probable es que necesites un tratamiento dental y una limpieza profesional para evitar la propagación de esta enfermedad en tu boca y su tratamiento a tiempo.

Por último, cabe destacar, que en el caso de todas aquellas personas que sufren de Alzheimer, al tener un mayor grado de dependencia y olvido de información, su salud bucodental la mayoría de las veces, está bastante descuidada. Esto podría causar un incremento del daño neurológico, causado posiblemente por mecanismos vinculados a la respuesta inflamatoria. Es la conclusión de los estudios de investigación realizados.

Por este motivo, desde FINEDENT queremos hacer especial hincapié en la importancia de cuidar de nosotros y de nuestra sonrisa, siendo además un factor clave para prevenir ésta y otras muchas enfermedades, presentes o futuras.

¿Qué alimentos puedes consumir cuando llevas ortodoncia?

Cuando un paciente comienza por primera vez un tratamiento de ortodoncia, es normal que puedan surgirle muchas dudas sobre el tema.

Sin embargo, la pregunta más demandada es sobre alimentos que se pueden o no consumir una vez colocada la ortodoncia, ya sean brackets metálicos, brackets de zafiro, brackets autoligables o Invisaling (ortodoncia invisible).

El cuidado de tu tratamiento de ortodoncia es importante, sobre todo porque se convertirá en tu aliado perfecto para conseguir y disfrutar de unos dientes alineados y una sonrisa perfecta.

Por eso, hoy desde FINEDENT, queremos resolver esta gran incógnita sobre la alimentación, que fijará un estilo de vida diferente al que el paciente ya conocía. Pero antes, debes tener en cuenta, que lo cierto es que no existen prohibiciones o supresiones de ciertos alimentos de su dieta habitual, sino algunas restricciones sobre cómo cocinarlos para evitar una mayor sensibilidad dental.

¿Que alimentos debes evitar tras la puesta de la ortodoncia?

Primero debes saber, que es totalmente normal sentir cualquier tipo de molestia dental tras la colocación de los brackets o de la ortodoncia invisible. Esto se debe a la presión que ejerce la ortodoncia sobre los dientes y encías.

Una vez colocada, es muy importante hacer todo lo posible para cuidar tus brackets con el fin de evitar una mayor sensibilidad dental y garantizar un tratamiento eficaz y óptimo que nos permita conseguir un resultado perfecto.

Por eso, nuestro equipo de doctores, os proporcionarán una lista donde figuran una serie de alimentos que deberíamos evitar tomar, con la finalidad de cuidar nuestra ortodoncia y nuestros dientes. Estos son:

  • Carnes fibrosas: carne de vacuno, carne de cerdo, o carne de conejo.
  • Alimentos pegajosos: gominolas, caramelos, chicles…
  • Pan tostado.
  • Galletas crujientes.
  • Frutos secos: almendras, nueces, avellanas, anacardos, cacahuete, castañas…
  • Verduras crudas: zanahoria, brócoli, cebolla, pepino, calabacín…
  • Snacks: patatas de bolsa, kikos, pipas, garbanzos tostados…
  • Pizza y calzone.
  • Ensaladas de brotes verdes: canónigos, lechuga, rúcula, alfalfa… (de esta manera evitaremos residuos entre las cavidades de la ortodoncia)
  • Bebidas carbonatadas (ya que podrían manchar los brackets)

¿Por qué es importante evitar este tipo de alimentos?

Es importante, sobre todo, para evitar que las más de 300 bacterias que habitan en nuestra boca empiecen a actuar y causen enfermedades o molestias bucodentales, lo que exigiría una limpieza mucho más estricta y una higiene extra inmediata.

¿Qué alimentos están permitidos consumir tras la puesta de la ortodoncia y evitarán una mayor sensibilidad dental?

Llevar ortodoncia, no tiene porqué ser equivalente a dejar de consumir o tomar ciertos alimentos que sean necesarios en tu dieta diaria. Es equivalente, más bien, a saber cómo consumirlos, y cocinarlos. Algunos de los alimentos que recomendamos y serán inofensivos para tu tratamiento con brackets son:

  • Purés: son totalmente válidos, puesto que sus ingredientes están totalmente triturados.
  • Alimentos cocidos: ayudarán a una mordida mucho más suave y llevadera para la dentadura.
  • Sopas: tanto frías como calientes.
  • Pescados de carne suave: merluza, rape, dorada, lubina, salmón, corvina, atún…
  • Ensaladillas suaves: como la ensaladilla rusa.
  • Huevos: en cualquiera de sus maneras de cocinado: fritos, cocidos, benedicts…
  • Fruta madura o en compota.
  • Productos lácteos: yogures (preferiblemente naturales), leche, queso suave y blando…
  • Granos blandos como el arroz cocinado y cocido.
  • Pasta: cocinada, siempre.
  • Pan blando: tortitas, crepes, magdalenas, bollitos de leche, pan bimbo…
  • Carnes blandas: pollo, pavo, embutidos…

El consumo de todos estos alimentos, te ayudarán a llevar una dieta equilibrada, a la vez que te ayudarán a cuidar debidamente de tu ortodoncia.

En definitiva, desde nuestra clínica dental en Granada FINEDENT, os aconsejamos el consumo de alimentos tiernos y triturados que faciliten la masticación y no exijan u obliguen a realizar un exceso de fuerza de la musculatura mandibular.

No olvides la importancia de una perfecta higiene dental

Tenemos consciencia de que llevar ortodoncia puede ser algo complicado y molesto, independientemente de la edad. Pero es sumamente importante proteger tus dientes y hacer que el proceso del tratamiento de ortodoncia sea lo más llevadero posible, puesto que en la mayoría de casos, los resultados serán a largo plazo.

Independientemente de que los alimentos puedan quedar atrapados o atascados en la aparatología, la ortodoncia añade una dificultad extra a la higiene dental. Por esto, desde FINEDENT, recomendamos a cada uno de nuestros pacientes con tratamiento de ortodoncia que dedique más tiempo de lo habitual al cepillado y limpieza, ya que de esta manera podrá asegurarse una eliminación totalmente completa tanto de residuos de comida como de placas bacterianas.

Para ello, os recomendamos la utilización de complementos de higiene dental como: los cepillos interproximales, hilo o seda dental y los irrigadores bucales.

Si tienes cualquier otro tipo de duda acerca de tu ortodoncia, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales llamando al 958 28 44 55, o enviando un mensaje a hola@finedent.es.

Porque una sonrisa perfecta, lo cambia todo.

¿Qué pasa ante una ausencia de piezas dentales en tu boca?

Cuando hablamos sobre la industria dedicada al cuidado de las piezas dentales, aparece en nuestra mente el concepto de una sonrisa perfecta, un color blanco pincel y una idea idílica sobre lo que debería ser una dentadura soñada.

Y nada dista más de la realidad. Cada sonrisa, por morfología y genética, tiene unas características y condiciones determinadas que la hacen especial. Aquí entra en juego la labor de los especialistas del sector, que no solo trabajamos para conseguir un ideal de estética dental, sino para corregir problemas de colocación de piezas dentales, molestias al morder, bruxismo o incluso la ausencia de dientes. Hoy, haremos hincapié en nuestro blog a comentar la importancia de tener todas las piezas dentales en su respectivo lugar, no sólo por estética, sino también y sobre todo, por salud.

Cuando se habla de la ausencia de piezas dentales, se hace referencia a la falta de uno o varios dientes sobre la unión de los mismos con el maxilar. Un humano adulto, por regla general, tiene 32 dientes permanentes. En caso de perder alguno de ellos por cualquier motivo, la recomendación de los especialistas es cubrir ese hueco que se queda libre en el maxilar, con otro diente de reposición. De no ser así, las consecuencias podrían ser mucho peores.

¿Cuáles son las consecuencias de no reponer una pieza dental perdida?

No reponer el espacio que deja un diente en el maxilar puede acarrear numerosos problemas para el paciente, por ejemplo:

  1. Se puede perder parte de hueso.

En caso de perder hueso, no se podría colocar un implante dental que subsanase el hueco vacío causado por la pérdida. De esta manera el tratamiento de corrección se agravaría y el especialista en implantes tendría que estudiar el caso para presentar propuestas que solventen el problema concreto del paciente.

  1. Puede traer consigo problemas de dificultad en el habla o pronunciación.

Al hablar, los seres humanos creamos una serie de movimientos linguales, donde se necesita de los dientes para crear sonidos. En caso de faltar alguna pieza, la pronunciación puede verse afectada en determinados sonidos o sílabas.

  1. Problemas digestivos.

Todos sabemos que la digestión comienza en la boca, y es por ello que la ausencia de algún diente podría dificultar la deglución de alimentos, afectando a todo el sistema digestivo de manera negativa.

  1. Resto de dientes afectados.

En muchas ocasiones, cuando el resto de dientes entienden la ausencia de uno de sus colindantes, se mueven de manera innata para intentar corregir la oclusión dental existente. Las consecuencias de este movimiento involuntario del resto de dientes pueden ser: debilitación del hueso por la fuerza ejercida por el resto de piezas dentales, pérdida de hueso en muchas ocasiones o piezas sanas dañadas por el movimiento o nueva colocación.

  1. Sensibilidad dental.

Otro de los problemas que suelen producirse cuando no se repone una pieza dental es una mayor sensibilidad dental como consecuencia de la pérdida ósea y arquitectura gingival. El resultado es la necesidad de implantar tratamientos de corrección, recuperando la sensibilidad dental mediante la correcta colocación de la arquitectura bucal.

Por último, cabe destacar que no todo es cuestión de huesos y encías, sino que también afecta a nivel muscular. El cartílago ATM (Artículación Temporomandibular) también puede verse afectado por dicha ausencia, causando dolores musculares e incluso, dolores de cabeza intensos y recurrentes.

En Finedent somos especialistas en implantes dentales. Ponemos a tu disposición las técnicas más precisas de implantología en manos de los profesionales más expertos. No dudes en consultarnos, ya que además, el diagnóstico es gratuito y realizamos un estudio completo sin compromiso. Visítanos bajo cita previa en Avda. de la Constitución 36, o llámanos al 958 28 44 55 y resolveremos cualquier duda sobre tu saludo dental.

¿Son-Risas blancas?

Estamos seguros que tienes sueños o ilusiones que quieres cumplir en un momento determinado o especial de tu vida. Muchos de nuestros pacientes nos lo cuentan. Algunos siempre han soñado con hacerse un blanqueamiento dental para el día de su boda, otros para sus primeras vacaciones con amigos y amigas, otros cuando tienen su primer trabajo. Muchas veces nos ilusiona celebrar los momentos especiales con aquello que siempre hemos soñado hacer.

Sin embargo, hemos comprobado en todo este tiempo de experiencia en nuestra profesión, que existe una desinformación sobre los blanqueamientos dentales que, en ocasiones, es una barrera para nuestros pacientes. Hoy, queremos aclarar todo lo que necesitas saber para conseguir verdaderamente unos dientes blancos y sanos.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

Un blanqueamiento dental es una técnica que consiste en el gradual aclarado de la dentadura, o eliminación de algunas manchas, mediante la aplicación de varios productos químicos. Estos productos tienen la misión de cambiar la configuración molecular del tinte dental, haciendo desaparecer las tonalidades oscuras que apagan, en muchas ocasiones, nuestra sonrisa.

Las manchas dentales tienen numerosos orígenes. Puede ser una consecuencia de la consumición de alimentos con efectos dañinos en el esmalte, como es el caso del café, bebidas gaseosas o ácidos, pero también del alcohol o el tabaco. Dependiendo del origen, la solución del problema tiene una profundidad externa o interna, modificando el tipo de tratamiento.

¿Qué tipos de blanqueamiento dentales existen?

El tratamiento de blanqueamiento dental difiere en tipo dependiendo de la aplicación del producto, es decir, puedes elegir si deseas realizar el tratamiento en nuestra clínica o en la propia casa del paciente utilizando unas férulas durante aproximadamente 15 noches. En ambos casos el asesoramiento del profesional debe de estar presente.

Es una solución rápida, efectiva y sencilla para devolver el color natural a los dientes de cada persona, dando un aspecto más joven y natural.

¿Cómo se realizan los blanqueamientos dentales?

En Finedent se realizan con la activación de luz, y en casa mediante férulas personalizadas para cada paciente.

¿Duele realizarse un blanqueamiento dental?

La respuesta es rotundamente no. La realidad es que es un proceso indoloro para el paciente y, habitualmente, no tiene efectos secundarios. Sin embargo, al principio podrás notar molestia en la encía o dolor de garganta como consecuencia de la necesidad de tener la boca abierta para la realización del tratamiento. Estos síntomas desaparecen a las pocas horas.

¿Los blanqueamientos dentales caseros son igual de efectivos que los pautados por profesionales?

Los blanqueamientos caseros sin la supervisión de un especialista son extremadamente peligrosos para tu salud bucal. Un blanqueamiento de las piezas dentales sin prescripción de un profesional podría tener consecuencias irreversibles en el esmalte de tu diente, con el hándicap de que es la única sustancia de nuestro cuerpo que no se regenera.

Estos blanqueamientos no utilizan productos complementarios que protegen tu boca, y en muchas ocasiones los productos que se utilizan son de uso cotidiano no bucal, teniendo como consecuencia irritación en las encías, sensibilidad dental o erosiones dentales, entre otros.

sonrisas-blancasSi estás pensando en hacerte un blanqueamiento dental, esta es la señal para que finalmente realices tu sueño. Vive y disfruta, pero sobre todo, no te quedes con las ganas de sonreír y aspira a poder realizarlo de manera plena y con toda la luz que mereces.

Informarte sin compromiso en nuestra clínica Finedent, en el Tel. 958 28 44 55 o visítanos, bajo cita previa, en Avda. de la Constitución 36, 18012 Granada.

Cuidados dentales y verano ¿incompatibles?

Parecía que no iba a llegar nunca, pero, ¡VOILÁ! Ya está aquí.

El verano ha llegado para quedarse, y seguro que nos deparará muchas cosas buenas, como el comienzo de las tardes con amigos, el buen tiempo, la manga corta y desconectar de la rutina que venimos acumulando de todo el año, y no cualquier año, sino uno de los más complicados por la crisis del covid19 que todos hemos padecido.

Pero, entre tantas emociones, planes improvisados y no tan improvisados, nuestra salud bucodental ocupa un segundo puesto, en el mejor de los casos. Y es que, creemos que si pasamos muchas horas fuera de casa, la higiene dental debe acoplarse a las horas restantes, no siendo una prioridad, o incluso olvidándonos de ella: ¡ERROR!

Es por ello que en verano solemos descuidar un poco más nuestra salud dental, aunque ésta no debería tomarse ni un solo día de vacaciones, ya que las bacterias no lo hacen. El resultado podría ser desde la aparición de caries y sarro, hasta un comienzo de señales de gingivitis.

Desde nuestra clínica dental en Granada Finedent, queremos darte una serie de recomendaciones y consejos prácticos y sencillos para que estar fuera de casa en verano y mantener una buena higiene puedan ser completamente compatibles.

¿No nos crees? Sigue leyendo un poco más. Es muy sencillo:

  1. Revisa tus dientes antes de marcharte de vacaciones; así podríamos detectar signos visibles como por ejemplo, caries, a tiempo. Y además prevenir un dolor mayor o un problema dental más serio y molesto que te impida descansar y desconectar como mereces.
  2. Lleva siempre contigo un cepillo dental de viaje o bolsillo con pasta dental. Prepara un neceser con estos complementos, están disponibles en versión viajero para que ocupen menos y sean ligeros. De este modo podrás cepillar tus dientes en cualquier momento, aunque no estés en casa.
  3. Comer manzana después de las comidas podría ayudar. Morder la manzana hace el ejercicio de limpieza bucal, retirando de manera indirecta aquellos restos de comida que posteriormente podrían comenzar a formar la placa bacteriana.
  4. Toma bastante agua. Evita bebidas azucaradas y gaseosas, más aún si no vas a poder cepillarte los dientes a posteriori. De este modo, evitamos la erosión dental provocada por los azucares.
  5. Di adiós al alcohol y al tabaco. En caso de preferir no dejar estos malos hábitos, encárgate personalmente de moderar su consumo, de manera que no seamos tan vulnerables a las enfermedades bucodentales y otras muchas más.
  6. Las piscinas favorecen la acumulación de sarro. ¿Pero cómo es posible? Al bañarnos en las piscinas, tragamos involuntariamente agua o está en contacto con nuestros dientes de manera directa incluso al nadar, pudiendo causar manchas e inflamación en las encías.

A priori parecen muchas cuestiones a tener en cuenta, y muy difíciles de llevar a cabo. Sin embargo, coger el hábito y la rutina para tener una buena higiene dental fuera de casa, es sencillo y posible. Sólo tienes que seguir estos consejos en tu día a día.

Aunque, ¿sabes un secreto?: muchas de estas cuestiones ya las haces sin darte cuenta y con un fin que nada tiene que ver con la higiene bucal. Como beber mucha agua en lugar de bebidas gaseosas por cuestiones dietéticas o hidratación, dejar de fumar o reducir el consumo por tu salud cardiovascular, o incluso revisar tus dientes cada mañana después del cepillado para comprobar que están limpios.

¡Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia!

Caries e Índice de masa corporal

En más de una ocasión se ha puesto en valor la importancia de la salud bucodental en armonía con el cuerpo humano. Y lo cierto es que la boca, es un claro indicativo de que algo podría ir mal en nuestro organismo o, por el contrario, de que todo va de maravilla. Hoy hablaremos de uno de estos indicadores: la caries.

Muchos de nosotros hemos tenido caries en alguna ocasión o conocemos a alguien que se ha sometido a un empaste para paliar este problema. Pero, ¿por qué se producen las caries? Las caries son pequeñas zonas dañadas en los dientes de un color generalmente más oscuro y que producen erosiones u orificios en el mismo. Suelen producirse por un conjunto de factores externos tales cómo: mala higiene bucal, acumulación de bacterias y alimentos con altos contenidos en azucares.

Pero, ¿eso es todo?, ¿una erosión por comer azúcares? Lo cierto es que no acaba aquí. Numerosos expertos llevan años estudiando las caries y las posibles relaciones con otras cuestiones corporales, como es el caso del índice de masa corporal. A priori, parecen temas completamente opuestos, pero hoy, os contamos por qué no lo son.

Estudio: Índice de masa corporal y las caries

El resultado de la investigación dictaminó que efectivamente existe una relación entre ambos. Entre los argumentos destacados, la mayoría de los autores concluyen que el desequilibrio alimenticio existente en índices de masas corporales por encima de lo normal, suele deberse a la ingesta de productos azucarados y altos en calorías, factores perfectos para la aparición de caries dental.

No obstante, los mismos estudios realizados en niños de distintas edades hasta los 12 años, ponen énfasis en la importancia de la influencia de los padres, ya que si los alimentos son controlados y la higiene bucal asistida, los casos de caries se reducirán de forma significativa, independientemente del peso asociado al individuo.

Conclusión: Buenos hábitos como clave

La realidad es que cada día existen más artículos y estudios que hablan sobre las caries y la relación con determinados factores corporales. Pero en todos y cada uno de ellos se pone en valor una adecuada higiene bucal así como una correcta alimentación

Por este motivo, y por muchos más, desde Finedent Granada te recomendamos que empieces cuanto antes a desarrollar rutinas saludables en tu día a día y lo agradecerás mañana.

Tu boca habla por ti, pero ¿escuchas a tu lengua?

Desde las clínicas dentales siempre ponemos énfasis en la importancia de una correcta y constante higiene bucal para evitar problemas de salud a medio y largo plazo. No obstante, centrarse en el cepillado y el uso de hilo dental no es suficiente. Nuestra boca habla constantemente de nosotros sin necesidad de articular palabra, por eso hoy hablaremos de la lengua, la gran olvidada en el cepillado y la que nos cuenta cada día cómo se encuentra nuestro organismo.

¿Te ha pasado?

¿Cuántas veces te has mirado al espejo y observas tu lengua con un aspecto diferente? Lo cierto es normalmente no se resalta como importante el aspecto de la lengua, si está rojiza, si está blanquecina, si está inflamada o seca. Sin embargo, todos estos signos son señales que nuestro cuerpo nos lanza para informarnos sobre algún desorden en el interior de nuestro organismo.

La lengua está compuesta por músculos y cubierta por una membrana mucosa y unos pequeños nódulos de tejido cubren la parte superior de la misma, llamados papilas. Además, tiene miles de terminaciones nerviosas que están conectadas a diferentes órganos, y dependiendo del color o textura podemos saber qué podría ir mal en nuestro interior.

Tipos de colores que puede experimentar nuestra lengua y qué significa:

  1. Lengua con color rosa y apariencia suave. Este estado indica que nuestro cuerpo está sano, tiene una alimentación adecuada y absorbe correctamente los nutrientes mediante una buena digestión.
  2. Lengua con color rojo. Puede ser un indicativo de infección, ya sea de garganta o algún otro órgano de nuestro cuerpo.
  3. Lengua rojiza con sensación seca. Puede ser causado por el estrés o la ansiedad, así como un claro indicativo de que la persona en cuestión tiene algunas décimas de fiebre.
  4. Papilas gustativas de la lengua inflamadas. Podría ser un indicador de carencias nutricionales.
  5. Lengua blanquecina o con una capa de color blanco. Descubre que la persona podría estar sufriendo problemas digestivos. Además, también podría indicar que sufre:
  • Candidiasis oral. Producida por hongos. Es más frecuentes en niños y personas mayores que hacen uso de dentadura postiza.
  • Se produce cuando las células de la boca crecen en exceso y dan lugar a una especie de manchas blancas.
  • Liquen oral. Cenefas en la zona de la lengua, que dan lugar a líneas blancas elevadas en la zona de la lengua.
  1. Lengua con relieve. Suele aparecer en aquellas personas que sufren fuertes intolerancias o alergias a determinados alimentos.

¿Sabías que tu lengua podía contar tantas cosas?

Los expertos recomendamos revisar el estado de tu lengua después de cada cepillado, teniendo en cuenta los estados anteriores para supervisar el correcto funcionamiento de tu organismo. No te olvides de cepillarte la lengua después de cada lavado bucal y, sobre todo, cuida tu alimentación y estados de ánimo. Todo influye en la salud, aunque sea en pequeñas cantidades.

 

¡Ponte en manos de expertos!. Si necesitas más información o tienes dudas al respecto, no dudes en contactarnos, sin compromiso: Finendet Granada, Tel. 958 28 44 55, vía Whatsapp: 640 24 80 44, o en Avda. Constitución 36, bajo cita previa.

¡Encantados de cuidarte y asesorarte sobre salud!

La primavera, la sonrisa altera

La primavera es sinónimo de buen tiempo, más horas de sol, días más largos, cielo azul, actitud positiva, colores alegres y estampados florales, pero, también, de mucho polen, activador de las conocidas alergias de esta estación. Para las personas que tienen alergia, es una época perjudicial para su salud, ya que comienzan a presentar mayor congestión nasal y estornudos, picor de ojos y garganta, dificultad para respirar, etc. Y, aunque no sea uno de los efectos principales de la alergia y no seamos muy conscientes de ello, la alergia primaveral también puede afectar a nuestra salud bucodental. ¿Lo sabías? Desde nuestra clínica dental Finedent hoy os hablamos del impacto que puede tener la alergia primaveral en la sonrisa.

La alergia y sus consecuencias en nuestra salud bucodental

Nuestro cuerpo y sistema inmunológico lucha contra las alergias primaverales provocadas principalmente por el polen de las flores. Los síntomas que padecen las personas con alergia son muy molestos y perjudiciales y, como hemos apuntado antes, afecta de forma indirecta a la salud de nuestra boca y dientes, pudiendo provocar desde sequedad en la cavidad oral hasta obstrucción y dolor de dientes, debido a la congestión de los senos paranasales.

Sequedad bucal

Uno de los efectos más frecuentes que podemos padecer al sufrir alergia es mayor sequedad oral. Principalmente por el hecho de tener las fosas nasales obstruidas y por tanto, respirar más por la boca. También, esa disminución de saliva, puede ser un efecto secundario por la ingesta de determinados medicamentos para tratar la alergia.

Al respirar por la boca, la cantidad de saliva en la cavidad bucal es menor, por tanto, nuestra boca se reseca y disminuye el pH oral, provocando la desmineralización dental, y favoreciendo así la acumulación de cálculo supragingival, patologías como la caries o periodontitis y el mal aliento.

Sinusitis maxilar y dolor dental

Los senos maxilares son un conjunto de cavidades comunicadas con las fosas nasales, recubiertas por una membrana formada por células que son las que producen la mucosidad y las envían hacia la nariz. Estas cavidades cumplen la función de humidificar el aire, favorecer la capacidad respiratoria y olfatoria.

Cuando nuestro cuerpo lucha contra una alergia produce mucosidad frente a los alérgenos y causa la congestión de los senos maxilares. Cuando esto ocurre se produce lo que conocemos como sinusitis maxilar. Esto provoca una fuerte presión sobre las raíces de los dientes molares superiores, pudiendo llegar a causar dolores en los dientes y mayor sensibilidad dental al frío/calor.

Irritación de garganta

La garganta dolorida e irritada es un síntoma bastante común en las alergias, causada por respirar con la boca y por la acumulación de mucosidad en las fosas nasales. Este dolor e irritación de la garganta puede afectar a nuestra salud oral ya que también puede ocasionar halitosis o mal aliento.

Prevención para proteger nuestra boca y dientes de los efectos de la alergia.

Las personas alérgicas deben extremar la precaución durante la época primaveral. Es importante que el paciente mantenga una serie de hábitos que van a ayudar a reducir y prevenir los efectos de la alergia, también, en su salud bucodental:

  • Hidratarse correctamente: Es primordial beber agua ya que ayuda a nivelar el pH en la boca y puede eliminar el exceso de mucosidad.
  • Higiene bucodental: Cepillar los dientes de manera exhaustiva y utilizar con frecuencia el hilo dental. Conseguiremos eliminar las bacterias de la boca, ya que la sequedad bucal contribuye a la aparición de las mismas.
  • Gárgaras con agua y sal: Es un remedio natural para mitigar el dolor de garganta y el mal aliento.
  • Tratar las alergias con el especialista: Controlar la alergia puede ayudar a reducir el impacto que pueden tener sobre la boca. Consulta a tu especialista sobre los posibles tratamientos para la alergia.
  • Acude con periodicidad al dentista: En nuestra clínica te ayudaremos a saber si si los problemas bucales son causados por la propia alergia u otra causa diferente, pudiendo provocar problemas mayores en tu salud bucal en caso de no ser tratados a tiempo.

Desde nuestra clínica dental Finedent te ayudaremos a hacer más llevadera esta época ante cualquier molestia en tu boca o dientes. No dudes en consultarnos ante cualquier duda o molestia. Nuestro objetivo es que luzcas tu mejor sonrisa, y qué mejor tiempo que en primavera.

Pídenos cita previa, y, ¡que nada te borre la sonrisa! J